Epidexipteryx hui, ¿el padre de las Aves?

Queridos lectores y compañeros, hoy me siento orgulloso de poder deciros que comienza una serie sobre un tema que me apasiona, los Dinosaurios y su evolución, que durante el tiempo que sea posible ocupará la sección de Curiosidades Zoológicas. Más orgulloso me siento de saber que un buen compañero y amigo, conocedor del tema, va a ser quien lleve a cabo esta serie de entradas, y aunque el no quiera “publicarlas en su nombre” y simplemente nos ceda la entrada, desde aquí le doy las gracias a Jaume Soler, por lo que he disfrutado leyendo esta entrada y lo que disfrutaré las siguientes.

Vamos a rondar a los Terópodos para ver si establecemos una posible clara relación con las Aves actuales, ya que…¿donde está el límite? Sin más, os dejo con la entrada.

________________________________________________________________________________

Manteniendo el hilo de la dinámica paleontológica actual, seguimos actualizando la información en busca del Terópodo que derivó en la Clase Aviar. Estaréis de acuerdo que resulta difícil establecer los límites entre aquello que denominamos “dinosaurios Terópodos” y las “aves primitivas” o “dinosaurios emplumados”, aunque aquí es donde aparece la esencia científica y los límites que permita establecer cada uno.

En la anterior entrega se presentó al Jeholornis, individuo abarcado ya dentro de la Clase Aviar debido a la gran similitud morfológica con las aves. Hoy os presentamos a un espectacular Terópodo encontrado en China, el Epidexipteryx hui de la Familia Escansoriopterígidos que, a la espera de más información pudo ser el “dinosaurio emplumado” que dio origen a las Aves.

123

Epidexipteryx hui, ¿el padre de las Aves?

El hallazgo de un fósil en China desvela pequeños esbozos de la transición entre los dinosaurios y las aves. El descubrimiento permite desvelar la evolución de la pluma y, a la espera de más pruebas, no se descarta que sea el antecesor directo de las Aves.

Este hallazgo potencia la teoría evolutiva que sostiene que las aves son los actuales descendientes de los grandes reptiles, sobre todo después de hallar plumas ornamentales hipertrofiadas, que según los autores del estudio, son las más antiguas que se conocen. Ciertamente el hallazgo del fósil ha despertado gran interés en el campo de científico, tanto, que muchos no han dudado en catalogar la etiqueta de “raro” al vestigio. Posiblemente esto se deba a la peculiaridad de las características físicas del dinosaurio emplumado, y a la fascinante relación que presenta con las aves.

Epidexipteryx hui era muy pequeño, del tamaño de una paloma. Era dentudo, con unos largos dientes frontales que apuntaban hacia delante que recuerdan vagamente al Masiakasaurus. El cuerpo se encuentra cubierto por protoplumas atípicas, distantes a las que se conocen en otras especies de dinosaurios. Diferentes autores afirman que el Epidexipteryx tendría las primeras plumas ornamentales, sin embargo, otros discrepan ya que en algunos géneros como Caudipteryx y Jinfengopteryx del Cretácico inferior, ya se pueden observar este tipo de plumas. Estas protoplumas atípicas emergen del cuerpo como fibras paralelas, surgiendo de unas estructuras membranosas planas. Por otra parte, en el fósil no se observa presencia de alas, por lo tanto, se postula que el Epidexipteryx no podía volar. Además, la cola es muy corta con el extremo modificado, formando una estructura que se aproxima en cierta manera al pigóstilo de las Aves. De este extremo salen cuatro larguísimas plumas, tan largas como el esqueleto del animal, que se asemejan a las vistosas plumas del pavo real o el ave lira.

Sin duda, se trata de una forma transitoria entre los grandes reptiles y las aves, de ahí que sea de gran dificultad clasificar de forma correcta y objetiva al organismo. Comparándolo con el Archeopteryx, distintos autores no dudan en clasificar a Epidexipteryx hui como un dinosaurio aviar, teoría fortalecida por la presencia del pigóstilo (estructura aviar de unas pocas vertebras caudales fusionadas que sostiene las plumas y la musculatura de la cola). Pero últimamente, gracias a las diferentes técnicas genómicas, se ha conseguido clasificar de manera taxonómica al vestigio dentro de los Escansoriopterígidos. Esta familia de dinosaurios terópodos manirraptores se caracterizan por compartir algunas características con las aves, como la estructura de las manos, o la presencia de plumas. A falta de más resultados, se podría afirmar que se trata de un antecesor directo de las aves.

La presencia de plumas puede tener efectos distintos entre los organismos además del mero hecho de volar. Según expertos, las cuatro grandes plumas en forma de cinta de la cola del Epidexipteryx tenían funciones de exhibición, por lo tanto, podríamos estar ante uno de los primeros ejemplares que utilizaron las plumas para éstos actos de cortejo, comportamiento compartido por muchas aves. Otras teorías afirman que las plumas aparecieron para evitar la pérdida de calor y de ésta manera estar mejor protegido del frío. Algunos paleontólogos postulan que, debido al pequeño tamaño del individuo, las plumas podrían tener una función de camuflaje o de imitación a otros seres vivos para asustar a sus depredadores. A falta de información, los estudios más recientes desvelan que las plumas podían tener un carácter venenoso, aunque no está confirmado parece ser que estos organismos siempre presentan algo nuevo y fascinante.

Una galería de algunas supuestas representaciones sobre el aspecto de Epidexipteryx hui.

Por lo tanto, Epidexiptery hui deja entrever diferentes hipótesis, dónde todas parecen llegar a un mismo fin, que refuerzan aún más la teoría de la evolución. Posiblemente sea el dinosaurio Terópodo más cercanos a las Aves que se conozca, aunque si algo mágico tiene la ciencia es que puede cambiar todo en poco tiempo…

________________________________________________________________________________

Ha sido un placer compartir ésta información con vosotros, espero que os haya gustado y que se atrevan a opinar sobre los diferentes temas abiertos, como el novedoso carácter venenoso de las plumas, la clasificación taxonómica establecida del Epidexiptery hui como antecesor de las aves, o bien algunos otros temas que les resulten de interés paleontológico.

Seguidamente presentaremos un fragmento del Árbol filogenético de los Arcosaurios, los Terópodos, que se irá actualizando a medida que vayamos presentando a los distintos individuos relacionados con la aparición de la pluma. En este momento solo aparecen el Jeholornis y el Epidexipteryx. Recordamos que el Árbol entero se puede consultar en cualquier momento.

*Me gustaría recordar que los colores de la mayoría de dinosaurios son supuestos, solo se ha conseguido descifrara la coloración de algunos como el Anchiornis.

Un cordial abrazo,

 Arbol

Referencias bibliográficas:

Zhang [et al.] (2008). «A bizarre Jurassic maniraptoran from China with elongate ribbon likefeathers». http://www.nature.com/nature/journal/v455/n7216/full/nature07447.html.

Prum, Richard O. & Brush, Alan H. Origen y Evolución de la pluma. Investigación y Ciencia (2003, Nº 320). http://www.investigacionyciencia.es/investigacion-y-ciencia/numeros/2003/5/origen-y-evolucin-de-la-pluma-3829.

National Geographic. El origen de las plumas. Febrero 2011.

Anuncios

Acerca de Javier Fernández Díaz

Aprendiendo siempre cosas nuevas. Pasión por la ciencia.

Publicado el 25 octubre, 2013 en Paleozoología y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: