MKUltra, o cuando la CIA experimentó a placer con humanos.

Si en la anterior entrada os hablé de lo que sucedió con la talidomida y cuáles fueron las consecuencias de ello en relación a la regulación de estudios clínicos y demás…hoy os voy a contar lo que pasó antes de que la experimentación con humanos estuviese tan regulada. ¡Y ojo! Que esto sucedió después de que en la Segunda Guerra Mundial se crease el Código de Nuremberg (1947) para evitar cosas tan atroces como algunos experimentos nazis, como los de Joseph Mengele. El código de Núremberg trataba de evitar abusos en la experimentación con humanos, lo cual en EEUU (tras firmarlo) no tuvieron en cuenta para realizar su proyecto MKUltra.img006

El proyecto MKUltra incluye toda una serie de experimentos ilegales y poco éticos en humanos que realizó la CIA (La Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos) entre 1953 y 1970. ¿El objetivo? Encontrar métodos o sustancias útiles para las torturas, influir sobre la impulsividad en las respuestas. Que mejor para probarlo (debieron pensar), que torturando con ellas a ver cuál era más eficaz. Querían afectar al estado mental de los sujetos, alterar sus funciones cerebrales, usando desde LSD, hipnosis, privación del sueño, aislación, hasta abusos sexuales. Como el proyecto mismo decía: “Investigar y desarrollar procedimientos o sustancias químicas y biológicas para usarlas en operaciones clandestinas con el fin de controlar el comportamiento humano”. Y no fueron pocos quienes accedieron a desarrollar el programa, ya que este se llevó a cabo en más de 80 instituciones.

Sus experimentos se llevaban a cabo en personas que según ellos ya no tenían ningún tipo de futuro, enfermos mentales, prisioneros, prostitutas, adictos a las drogas, pero no siempre fue así, y vamos a explicar algunos de los experimentos menos honorables que llevaron a cabo. Todos después de aceptar lo que el Código de Núremberg proponía, entre otras cosas, el consentimiento informado y la capacidad de abandonar cualquier experimento sin tener que dar explicaciones, menos en MKUltra claro…

Drogas

Repartieron drogas a diestro y siniestro, a cascoporro, principalmente LSD y por decirlo de alguna manera aquello lo trataban como azúcar. Se puede decir que todo aquel que rondaba el proyecto MKUltra se vio obligado a consumir LSD para observar las reacciones producidas por esa droga y ver si podía tener utilidad a la hora de detectar espías o hacer “pruebas de la verdad”. En un caso extremo inyectaron LSD a un “paciente” durante 174 días seguidos. Se combinaba el consumo de LSD con entrevistas bajo luces que a más de uno provocarían un ataque de epilepsia, ofrecían heroína a adictos a la heroína a cambio de que además consumieran LSD…de locos. De hecho loco se quedó más de uno, aquellos que no murieron. Hasta los altos cargos del proyecto comenzaron a dar LSD a compañeros sin aviso alguno para tratar de ver si había diferencia en la reacción.

mkultra-7El LSD era la droga preferida de esa gente, pero tampoco dudaban en probar a combinar barbitúricos con anfetaminas de forma simultánea y probar a hacer entrevistas, buscando la impulsividad. Y la lista sigue…heroína, morfina, MDMA, marihuana, escopolamina…¡¡hasta cafeína!! (pero bueno esa la aceptamos, con tanto experimento necesitaban café supongo…)

Electricidad, de dentro para fuera y de fuera para dentro.

Alguno de los 149 subproyectos con los que contaba MKUltra quiso comprobar si el cuerpo humano emitía algún tipo de señal eléctrica cuando se decía la verdad o se engañaba, y ver si podían usarse con ese fin. Lo peor no era eso, también probaron si a través de corrientes eléctricas externas podía modificarse el comportamiento humano. Al menos el resto de objetivos de este subproyecto suena más normal: almacenamiento, análisis y estandarización de los datos.

Hipnosis

Si se creía que se podía influir sobre el comportamiento humano se probaba en MKUltra, y no dudaron en probar la hipnosis. El objetivo era tratar de crear ansiedad y desgaste mental a través de hipnosis. Siempre se trataba de incrementar el nivel de respuesta impulsiva frente a preguntas útiles, teniendo en cuenta que estaban en plena guerra fría… También se inducia amnesia de diferentes maneras en un intento de jugar con el cerebro como si de una pelota se tratase.

Los experimentos de Canadá

En Canadá se llevaron la peor parte. El psiquiatra escocés Donald Ewen Cameron, el cual era prácticamente un psicópata más bien, fue el responsable.

Aquellos que ellos consideraban ratas de laboratorio humanas (a día de hoy las ratas tienen más derechos que los que tuvieron aquellos humanos), eran sometidos a un estado de coma inducido hasta meses. Mientras estaban en coma se reproducían sonidos o palabras repetitivas de forma constante. Se trataba de adoctrinar o influir sobre el cerebro de esta manera. ¿Lo peor? Los pacientes eran personas que entraron en el instituto mental por cosas no tan graves tales como ansiedad o depresión. Tras los tratamientos de la índole mencionada muchos peor de lo que entraron (se dice que solo hubo un par de muertos en todo el proyecto MKUltra, pero quien sabe…).

mk_ultra

También se probó terapia electrocompulsiva, un tratamiento psiquiátrico en el cual se inducen convulsiones utilizando la electricidad, pero en MKUltra superaban hasta en 40 veces las intensidades eléctricas recomendadas.

Por la ilegalidad y clandestinidad, nunca se sabrá el impacto total de MKUltra.

El hecho de que este proyecto fuera a la legua poco ético y moral es el motivo por el cual los registros del proyecto fueron destruidos en cuanto Richard Helms, director de la CIA en ese momento, lo ordenó, temiendo que el proyecto fuera descubierto. Lo poco que se sabe se debe a unos 20.000 documentos que se salvaron debido a que estaban almacenados de forma errónea en unos registros financieros.

Lo más importante de que se destapara el proyecto es que fue el motivo que obligó (que menos) al gobierno de EEUU a controlar de forma severa la investigación en humanos, algo que hoy en día podría considerarse uno de los campos de la medicina más regulados. Empresas farmacéuticas de la Big Pharma como Novartis o Eli Lilly estuvieron implicadas en estos ilegales estudios. El resultado a nivel de sanción deja mucho que desear con lo que pasaría hoy en día si algo así sucediese, hubo dos juicios y en los dos ganó el gobierno frente a los derechos humanos.

Se cree que más de 10 millones de dólares fueron destinados a MKUltra, 10 millones destinados a pasarse por el arco del triunfo los derechos humanos y los protocolos que EEUU había firmado hasta el momento. El número total de muertos nunca se sabrá y teniendo en cuenta los experimentos llevados a cabo no sería raro que hubiera más de los que se dijo en su momento.

Os adjunto dos citas para que veáis el nivel de hipocresía de estos experimentos en lo que respecta a la supuesta opinión de EEUU frente a la experimentación con humanos…

Los juicios médicos en Núremberg en 1947 aclararon al mundo que la experimentación con seres humanos sin consentimiento informado es inaceptable, tanto moral como legalmente. El Tribunal Militar de Estados Unidos estableció el Código de Núremberg como un estándar con el cual juzgar a los científicos alemanes que experimentaron con seres humanos. En el desafío de este principio, los funcionarios de inteligencia militar, comenzaron subrepticiamente con MKUltra – Juez William Brennan

Como observa el juez Brennan, Estados Unidos desempeñó un papel instrumental en el enjuiciamiento penal de oficiales nazis que realizaron experimentos con seres humanos durante la Segunda Guerra Mundial, y las normas que los Tribunales Militares de Núremberg desarrollaron para juzgar el comportamiento de los acusados declararon que el consentimiento “voluntario del sujeto humano es absolutamente esencial” para satisfacer los conceptos morales, éticos, y jurídicos. Si este principio se viola, como mínimo, debe haber indemnización – Jueza Sandra Day O’Connor

Pero el dinero no paga el sufrimiento que muchas personas (miles) pasaron porque se decidió anteponer los intereses políticos y bélicos a los derechos humanos. Y no hablemos de las muertes producidas. Cuando se trata de salud y de experimentación no puede tratarse a los humanos como animales. De hecho, ni si quiera debe tratarse a los animales como animales. Le debemos muchísimo a esos pequeños seres que sin quererlo dan su vida por el avance científico, es nuestro deber tratarlos de forma digna y honorable mientras los hacemos sufrir para nuestro avance científico. Cuando eso no sucede con humanos estamos simplemente ante a un abuso intolerable. La investigación debe salvar vidas, no quitarlas, a veces es inevitable o un accidente, pero no debe haber excepción y ninguna debe ser debida a mala praxis.

________________________________________________________________________________________

Si quieres saber más…(en inglés)

“Project MKUltra, the Central Intelligence Agency’s Program of Research into Behavioral Modification”.

– Complete PDF archive of declassified MKUltra Project Documents

Anuncios

Acerca de Javier Fernández Díaz

Aprendiendo siempre cosas nuevas. Pasión por la ciencia.

Publicado el 16 febrero, 2015 en Curiosidades, Reflexiones científicas, Salud y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: