Archivo del sitio

Cosmos: A Spacetime Odyssey, la secuela de Cosmos, el 10 de marzo de 2014…

Carl Sagan

Carl Sagan

28 de Septiembre de 1980, se estrena en televisión una nueva serie documental dirigida y presentada por Carl Sagan: Cosmos, un viaje personal. ¿Quien iba a saber que con esa serie habría un antes y un después en la divulgación científica? Si la visualizamos hoy en día, seguimos estamos ante una de las mejores obras audiovisuales llevada a cabo por uno de los mejores divulgadores científicos que han existido. Un divulgador que supo acercar la ciencia a muchos profanos, donde en únicamente 13 episodios de una hora cada uno, consiguió atraer a más de 500 millones de personas que siguieron la serie. WhatsApp es la aplicación móvil más instalada y apenas llega a esos 500 millones, y juega con 20 años de ventaja…

“El cosmos es todo lo que es o lo que fue o lo que será alguna vez..”, así empieza el gran viaje personal que nos permitió realizar esta obra maestra, obra bien conocida por cualquier apasionado de la ciencia, ya que aunque se ha asociado a astronomía, la serie toca diversos ámbitos científicos a cada cual más intrigante y apasionante,  y es que si eres una persona con inquietudes científicas, Cosmos es a nosotros lo que la biblia a los creyentes.

Pueden si lo desean, leer las miles de opiniones sobre esta gran serie, pero sin duda, lo mejor en lo que pueden invertir su tiempo es en revisualizarla, o visualizarla por primera vez, y con este fin les adjunto a continuación un link al primer episodio, desde el cual, si lo desean, que créanme cuando les digo que lo desearán, pueden continuar viendo el resto de episodios.

Pues bien, si como hemos mencionado Cosmos es la biblia de cualquier científico pasional, estamos ante la inminente llegada del nuevo testamento, Cosmos: A Spacetime Odyssey, la secuela de Cosmos, que se estrenará el 10 de marzo de 2014, ¡mañana! Neil deGrasse Tyson sustituirá a Sagan, y estoy seguro de que realizará un fascinante trabajo porque Tyson no es un científico más, fue discípulo del mismísimo Sagan, un honor que pocos pueden mencionar, aunque en cierto sentido hay más de 500 millones de discípulos, a los que Sagan entregó gran parte de su conocimiento.  La nueva serie documental constará de 13 episodios y será responsabilidad del equipo de colaboradores de Sagan, con Ann Druyan (viuda de Sagan) como productora ejecutiva y guionista, el astrónomo Steven Soter como coguionista y a  Seth MacFarlane (Padre de Familia) como productor ejecutivo.

neil-degrasse-tyson

Neil deGrasse Tyson

Siempre se ha dicho que lo más sorprendente de la antigua Cosmos fueron sus novedosos efectos especiales, pero personalmente disiento de esa opinión. El arte narrativo y la belleza para explicar la ciencia que poseía Sagan, hizo algo que muy pocos han conseguido (Punset no está entre ellos) : Hacer de la ciencia algo interesante para todo el mundo. Hoy en día no hay problema alguno para conseguir espectadores en un Barça – Madrid , pero solo hace falta ver la cantidad de documentales y las horas en las que son emitidos…la hora de la siesta. ¿Será Neil deGrasse Tyson capaz de emular a su maestro Sagan? Estoy seguro de que al menos lo intentará, su primer objetivo seguro que será no mancillar el nombre de la serie que su querido maestro creó.

Personalmente creó que la inminente nueva versión de Cosmos no defraudará a nadie, han elegido un camino que gustará tanto a profanos como a los que ya conocen la materia a disfrutar. Por lo visto, los efectos audiovisuales serán sorprendentes, y eso gusta a quien sabe que es un púlsar y a quien no. A quien lo sabe porque le encantará ver representaciones fidedignas de como es eso que le maravilla, y a quien no lo sabe porque directamente se quedará boquiabierto al conocer que estructuras de tal belleza existen lejos de nuestro pequeño planeta.

A continuación les adjunto los trailers que han ido saliendo para promocionar esta nueva Cosmos, y les obligo moralmente a apoyar esta nueva creación, que ya es hora de que se invierta tiempo y dinero en hacer ciencia, y menos en programas sensacionalistas o partidos de fútbol, si queremos mostrar algo de validez como especie inteligente, esta nueva Cosmos debe ser, al menos, igualmente apoyada como su precursora, aunque sea por hacer un homenaje a un gran hombre, Carl Sagan, al que muchos de nosotros debemos gran parte de nuestra visión del Universo actualmente.

Todos los canales españoles de Fox -National Geographic Channel, Fox, FoxCrime, Nat Geo Wild y Viajar- emitirán simultáneamente el 10 de marzo, a las 23 horas, el primer episodio del nuevo Cosmos, serie conducida por el astrofísico Neil deGrasse Tyson. El segundo episodio, y los once restantes, se emitirán ya sólo en National Geographic Channel los lunes a las 23.30 horas. El estreno del nuevo Cosmos será simultáneo en 180 países y 48 idiomas. ¿Se lo van a  perder? ScyKness desde luego no, y si se lo pierden, ya nos ocuparemos desde aquí con tentarles a verlo, lo cual, si están leyendo este científico blog, estoy seguro de que no hará falta. ¡Confiamos en ustedes!

Mente y Cerebro: Tercera Parte. Una Perspectiva Cosmobiológica

Así en la Tierra como en el Cielo

Este comentario, durante mi niñez, lo llegué a escuchar como otros muchos mientras estaba en misa con mi ya difunto abuelo. Era uno entre los muchos comentarios que un niño, joven, adulto o anciano podía escuchar en una Iglesia.

Yo, por aquel entonces, no tenía muy claro el por qué iba a misa. Sabía que cada cierto día de la semana acudía a ésta y que el sermón del cura iba a ser diferente al de la última vez que asistí. Pasado ya un cierto tiempo, de entre todo lo escuchado durante un corto periodo de mi niñez, la frase expuesta al inicio de la entrada me iba a ayudar a ver el mundo de modo diferente.

Un buen día, a los 8 años, observé un libro que hablaba de fractales. Yo no sabía qué era un fractal, pero las imágenes de la portada me animaron a seguir sabiendo más cosas acerca de este tema.  Descubrí que un fractal era un objeto geométrico cuya estructura básica se repetía a diferentes escalas, llegando a alcanzar valores infinitos.

Ejemplos de fractales son las ramificaciones observadas en nuestro sistema respiratorio, en los bronquios, los bronquiolos y los alveolos pulmonares. El patrón de ramificación presente en los árboles es otro ejemplo, en el que las ramas se expanden en múltiples direcciones y de igual modo. También este patrón yace en estructuras inertes como el Río Nilo o los ríos de metano de Titán, una de las lunas de Saturno.

Otro ejemplo de fractal es la siguiente planta perteneciente a la familia de las umbelíferas y que resulta muy común de encontrar en el campo:

Queen Anne's Lace

En esta imagen que ha sido retocada por mi (debéis de perdonarme, pero no soy un artista con el “paint”, pero eso es de menos, el objetivo es informar) se observa una macroestructura en forma de paraguas (umbela) que contiene multitud de uniones a otras estructuras más pequeñas que rematan en flores blancas (umbelas). Si se observa con detenimiento,éstas poseen una gran semejanza con la estructura mayor que las contiene. Así pues, he señalado con líneas y puntos de diferentes colores las semejanzas que se encuentran entre las microestructuras y la macroestructura. Por tanto, lo que quiero dar a entender es la idea de repetición.

Así pues, en unos casos los fractales se observan en una infinidad de seres vivos; mientras que en otros los observamos en aquello que yace inerte, como son los ríos. A continuación les mostraré dos imágenes y les explicaré la historia que subyace en cada una de éstas, así como la relación que tienen ambas y la extrapolación que hice para alcanzar a una idea mayor.

fasfas

Pensad a qué hacen referencia estas dos imágenes. Si no lo tenéis claro, os lo haré saber: la imagen de la izquierda corresponde a un corte histológico del cerebro observado en microscopía electrónica, en el que se pueden observar las conexiones entre neuronas; mientras que en la imagen de la derecha se puede observar cómo se organizan millones de galaxias en el espacio por acción de la gravedad. Para entender la grandeza de ésta última, debéis tener presente que cada punto pequeño amarillo correspondería a una galaxia, así que háganse una idea de la escala a la que estamos indagando.

Como se puede observar, estas dos imágenes poseen una extraordinaria semejanza estructural y siguen un mismo patrón fractal. Una pertenece a nuestro planeta; mientras que otra está presente en el vasto espacio sideral. Por tanto, en lo microscópico y vivo, así como también en lo macroscópico e inerte, observamos un mismo patrón. He aquí el significado que ha tenido en mí la frase expuesta al inicio de la entrada. El mismo patrón que sucede en lo que vemos día a día, a nuestros pies, es lo mismo que se halla en el espacio, más allá de nuestra cúpula azul.

Así pues, si ambas fotos corresponden a un mismo patrón, y una da lugar a la mente… ¿Será que todo nuestro universo es en realidad un ser vivo, capaz de pensar, analizar información, soñar, etc.? ¿Por qué no podría serlo? ¿Qué lo impide? ¿Acaso nuestras células saben que forman parte de un conjunto mucho mayor y que contribuyen al pensamiento de un organismo?

Existen teorías pertenecientes en el campo de la astronomía que ofrecen la posibilidad de que nuestro universo sea tan sólo uno entre muchos y posea unas leyes físicas que serían parcial o totalmente diferentes del resto de universos. Sin embargo, la existencia de otros universos, a día de hoy, no ha sido corroborada.

Aun suponiendo que nuestro universo fuese en realidad una especie de macrocerebro, ¿Por qué detenerse ahí? ¿Por qué ponerle límites y que este macrocerebro no perteneciese, en realidad, a un conjunto de macrocerebros que forman parte de un cerebro mayor? ¿No hemos comentado que los fractales son repeticiones geométricas infinitas?  ¿Por qué se debería de dar el patrón en la planta umbelífera y no en todo el universo?

Aceptando lo dicho con anterioridad, se entendería que el universo no fuese finito y no sería una rareza afirmar que nuestro universo fuese infinito. Al fin y al cabo, toda cosa existente en el nuestro es información, y la información no tiene por qué ser tangible y tener límites.

Por ejemplo, en un videojuego, podemos observar el hecho de que si nos dirigimos con nuestro personaje virtual hacia una pared, no podemos penetrarla. En este caso, la pared no es una barrera física. Ésta, al igual que todo lo que sucede en el juego, es información y viene dada por las reglas del programador. Lo que ocurre es que las leyes del juego impuestas por nosotros determinan que ese límite no se puede rebasar. Así pues, si nuestro personaje pudiese ser consciente de su entorno y de responder ante él como lo haría un ser humano, aquella pared virtual le resultaría  tan física y tangible para él como lo es cualquier pared u obstáculo presente en nuestro hogar para nosotros. Quizás el universo haya hecho lo mismo con nosotros y se haya repartido un compendio de leyes para que con éstas se pudiesen realizar determinados actos.
Es como si la información jugase con la información y el mismo juego, repetido una y otra vez, no tuviese un fin, del mismo modo en el que tampoco tuvo un inicio.

Espero que reflexionen y comenten.

Un Saludo,

Adrián Ch.

 

A %d blogueros les gusta esto: