Archivo del sitio

“Prometedora” “vacuna” contra el cáncer de pulmón : ¿Qué es y como funciona? ¿Es tan eficaz?

Tal y como ha dicho Emilio Molina en Twitter hoy: “Debe haber alguna ley o algo sobre el tema: “ningún avance médico es tan prometedor como se muestra en los medios“”. Y eso mismo es lo que considero que está pasando con la “vacuna” contra el cáncer de pulmón (Vaxira) de la que tanto se está hablando.

Dejando de lado uno de los motivos por lo que tanto se habla de ella, la apertura diplomática entre EEUU y Cuba, lugar de origen de la vacuna, voy a dar mi opinión sobre si este tratamiento es tan “eficaz y prometedor” como muestran los medios.

POST 2¿Una vacuna contra el cáncer? “Las vacunas son un preparado de antígenos que una vez dentro del organismo provoca la producción de anticuerpos y con ello una respuesta de defensa ante microorganismos patógenos”, estrictamente no estamos ante una vacuna, ¿qué es Vaxira?

“Vaxira, es una vacuna terapéutica para el tratamiento del cáncer de pulmón de células no pequeñas. Contiene racotumomab adyuvado a hidróxido de aluminio.

Racotumomab es un anticuerpo monoclonal anti-idiotípico que al ser administrado induce en los pacientes una potente respuesta inmune específica contra gangliósidos glicolilados (NeuGcGM3) presentes en las células tumorales.”

Para entenderlo, Vaxira es un preparado de anticuerpos (no vacuna por definición) que se inyecta de forma subdérmica. Los anticuerpos presentes en la solución actúan como antígenos (lo que reconoce el sistema inmunitario a la hora de atacar). Resulta que esos anticuerpos son muy similares a unas estructuras presentes en el 90% de las muestras de cáncer de pulmón estudiadas, los gangliósidos glicolilados (NeuGcGM3). Estamos engañando al sistema inmune, incapaz de diferenciar entre los anticuerpos de Vaxira y los gangliósidos glicolilados (NeuGcGM3), los ataca a todos, afectando a las células tumorales que los poseen.

¿Es innovador esto dentro del campo terapéutico contra el cáncer? Sí y no. No porque anticuerpos usados contra el cáncer ya existen unos cuantos muchos como se puede ver en la tabla de esta revisión de Nature. Sin embargo, no conocía el caso de ninguno de ellos que actúe de este modo.

Ejemplo del tipo de titulares que informan sobre Vaxira

Ejemplo del tipo de titulares que informan sobre Vaxira

Los anticuerpos clásicos son diseñados para reconocer antígenos de una proteína que se sepa que es clave en el proceso tumoral, al unirse a la proteína esta deja de ser capaz de funcionar con normalidad, afectando al proceso tumoral. Vaxira o Racotumomab no actúa así, al ser exógenos, el sistema inmune detectará Racotumomab y producirá anticuerpos para su destrucción, lo cual también pasa con los “clásicos”, pero en este caso el proceso no dificulta la terapia como en el caso “clásico”, este ataque es la base de su efecto, ya que Racotumomab es tan parecido a los gangliósidos glicolilados de las células tumorales que el sistema inmune también ataca a estos últimos, afectando a las células tumorales.

Esta innovación, muy muy interesante desde mi punto de vista del desarrollo racional, ¿es tan prometedora y eficaz como se dice? ¿Qué consigue los pacientes que se tratan con Vaxira?

En su web indican su estadio clínico de mayor relevancia, tras pasar con éxito supongo un estudio de fase I en el que demuestran que su Vaxira no es extremadamente tóxico (tema que ya se trató en esta entrada). Es un estudio de fase II/III donde buscan evaluar la eficacia de Vaxira para tratar el cáncer de pulmón de células no pequeñas, uno de los subtipos más agresivos y mortales.

Es un estudio de 176 personas, randomizado y doble ciego: Los pacientes se distribuyen al azar en el grupo tratado o “placebo” y ni el médico ni el paciente sabe que compuesto se le está administrando, si Vaxira o si “placebo”. Un dato que considero relevante es que los 176 pacientes que se enrolaron en el estudio ya habían sido tratados y habían demostrado una regresión parcial o estabilización, lo cual es partir desde un punto más “sano” que tratar a pacientes que están en pleno proceso de la enfermedad. Remarcar también que en su web emplean el término placebo pero imagino que se refieren a tratados solo con la quimioterapia que se usa normalmente. Dejar a un enfermo de cáncer con placebo únicamente es muy poco ético y no se permite actualmente.

Supervivencia acumulada. Un 20% de los tratados con vaxira sigue vivo al cabo de 2 años. Un 10% sin Vaxira.

Supervivencia acumulada. Un 20% de los tratados con vaxira sigue vivo al cabo de 2 años. Un 10% sin Vaxira.

Los resultados no los considero tan “eficaces ni prometedores” como los medios indican. La esperanza de vida media desde que se inició el tratamiento fue de 6,8 meses en el grupo “placebo”, dato que ya muestra el triste pronóstico de esta enfermedad. En el caso de los pacientes tratados con Vaxira la esperanza de vida media fue de 8,2 meses. ¿Una mejora? Sí. ¿Prometedora? Un mes y medio más de vida no lo considero prometedor, aunque sí algo muy importante y valioso.

Los pacientes “placebo” estuvieron de media hasta 5,3 meses libres de progresión del tumor, momento en el cual seguramente el tumor se hiciera resistente y creciera hasta producir la muerte del paciente. En el grupo tratado con Vaxira este periodo sin progresión ascendió a 3,9 meses. ¿Una mejora? Sí. ¿Prometedora? Un mes y medio más de fase sin progresión no lo considero prometedor, aunque sí algo muy importante y valioso.

Lo que si hay que destacar es que solo un 10% de los placebos seguía vivo tras 24 meses de tratamiento, al tratar con Vaxira esa cifra sube hasta casi un 20%. Como se ve en la gráfica, la mayoría de los que sobreviven 24 meses se puede decir que sobreviven a largo plazo (hasta varios años después).

Con los datos sobre la mesa se puede decir: Vaxira es un tratamiento de los más eficaces a día de hoy para el tratamiento del cáncer de pulmón, ofrece de media un mes y medio más de vida a los pacientes y un 10% más de supervivencia a largo plazo , algo muy valioso, aunque no parece ofrecer una posibilidad significativa de curación en la mayoría, destino final de todo tratamiento. Pero Vaxira tiene tres aspectos muy positivos y que quiero remarcar en esta parte final. El tratamiento contra el cáncer es muy complejo y siempre hay que valorar y quedarse con todo lo positivo que encontremos

El primero: Todos sabemos los efectos secundarios tan desagradables de la quimioterapia y de la radioterapia. ¿Qué efectos secundarios tiene Vaxira? “Las reacciones adversas sistémicas más frecuentes han consistido en: cefaleas, escalofríos, temblores, sudoración, frialdad, disnea y malestar general. Estas reacciones se pueden presentar en las primeras 24 horas posteriores a la administración de Vaxira, son de corta duración y fácilmente controlables”. Firmo por ellas en comparación con las producidas por otros fármacos menos específicos como los de la quimioterapia convencional, efectos que he tenido la mala suerte de poder ver en un familiar.

POST1

El segundo: La quimioterapia y radioterapia suelen ser tratamientos muy duros para el paciente, ya no solo por los efectos secundarios: Pinchazos y vías cada pocos días, analíticas antes y después de aplicar la quimioterapia, irritación, quemaduras por la radioterapia… ¿Cómo se administra Vaxira? En dos etapas y con inyecciones subdérmicas, firmo por ellas en comparación con las intravenosas. Las etapas, como se puede ver en las figuras JJJJ, son inducción y mantenimiento. Inducción para alcanzar un buen nivel de seroconversión e inmunogenicidad ante el Racotumomab. Mantenimiento para prolongar la respuesta.

El tercero: Nuestro sistema inmune lleva millones de años perfeccionándose y adaptándose para combatir el cáncer, una enfermedad ligada a nuestra esencia pluricelular. La quimioterapia convencional trata de parar un proceso tan complejo como este actuando sobre una proteína clave, esto puede funcionar a veces, pero no es el camino. Apostar por la actuación del sistema inmune como protagonista es un acierto.

Y esta es la opinión de un servidor, cualquier pregunta que pueda surgir estaré encantado de intentar responderla.

______________________________________________________________________________________

Si la entrada crees que merece la pena, puedes menearla y divulgarla. ¡Gracias!

Si te ha gustado esta entrada, tienes abajo un montón de botones para pulsar y divulgar. También puedes seguirme en Twitter y en Facebook.

Anuncios

El cáncer no existe.

Buenos días. Yo, que incluso tengo en mi biografia de twitter “Cancer Researcher”, vengo hoy a desmontar toda esta falsa. Ya está bien de millones de euros gastados en investigación en algo que no existe. De libros y libros de recetas anticáncer y de paparruchas. Voy a ir directo al grano y van a saber tras leer este corto post que el cáncer no existe.

Según Wikipedia el cáncer si que existe y lo define como:

El cáncer es una enfermedad provocada por un grupo de células que se multiplican sin control y de manera autónoma, invadiendo localmente y a distancia otros tejidos. Se conocen más de 200 tipos diferentes de cáncer.

Según MedlinePlus también existe el cáncer y lo define como:

Es el crecimiento descontrolado de células anormales en el cuerpo. Las células cancerosas también se denominan células malignas.

Wikipedia y MedlinePlus no aciertan. Les diré más: ¿Quieren saber cuando se descubrirá la cura del cáncer? Nunca. ¿Por qué? El cáncer no tendrá cura nunca ya que no es una enfermedad. Pero no amigos, no paren las rotativas y empiecen a preparar portadas sensacionalistas que tanto odio. El cáncer como enfermedad no existe. Al igual que no existe “sentimiento” como estado de ánimo.

Se está cayendo en el uso y abuso de creer que el cáncer es una única enfermedad que denominamos según el origen de la misma. Si se origina en el páncreas se le llama cáncer de páncreas, si lo hace en el estómago, cáncer de estómago. La cosa no es así y se debe aclarar.

Se ha simplificado mucho a la hora de explicar que es un cáncer, “un crecimiento de células descontrolado en el cuerpo”, y esa solo es una característica compartida. Wikipedia tenia razón en una cosa, aunque parcialmente. “Se conocen más de 200″…si, pero no son tipos de cáncer, son 200 tipos de enfermedades que se agrupan en lo que se llama cáncer. La simplificación, necesaria muchas veces, oculta la complejidad. Y el cáncer es una de esas cosas que debe informarse de que es compleja, muy compleja. 

Así luce un mapa de interacción entre proteínas en Drosophila. ¿Complejo? A mi no me lo parece... Guruharsha, K. G., Kankel, M. W., & Artavanis-Tsakonas, S. (2012). The Notch signalling system: recent insights into the complexity of a conserved pathway. Nature Reviews Genetics, 13(9), 654-666.

Así luce un mapa de interacción entre proteínas en Drosophila. ¿Sencillo? A mi no me lo parece…
Guruharsha et al. 2012.

Cada uno de esos 200 tipos no difiere únicamente en el lugar donde se origina, el proceso molecular y celular que provoca cada una de esas enfermedades puede llegar a ser radicalmente distinto, aunque muchas vías son comunes en diversos procesos oncológicos (mejor que llamarlo cáncer) de diferente lugar. No estamos investigando en la búsqueda de la cura contra el cáncer. Se investiga en la cura de más de 200 enfermedades distintas, que comparten que se basan en el crecimiento descontrolado de células, pero cuyo motivo de origen es distinto, cuyos mecanismos de crecimiento y progresión son distintos, y cuyos mecanismos creados para evitar su crecimiento son distintos. Si no fuera así, sería posible encontrar la cura para el cáncer, pero no, necesitamos como mínimo cincuenta curas.

Me molesta cuando comúnmente se cree que no se ha avanzado nada en el tratamiento de los procesos oncológicos. No llevamos 50 años investigando una enfermedad. Repartan el número de investigadores, recursos y años entre el amplio número de procesos oncológicos que conocemos. No hay un solo tipo de proceso oncológico en los pulmones, ni en el páncreas, ni en ningún sitio, por desgracia. Y es que la tendencia a simplificarlo todo lleva a pensar que la solución al problema debe ser simple y encontramos casos de personas que creen que el bicarbonato cura algo como el cáncer. O que el aroma de limón lo previene.

De acuerdo, se puede decir que el cáncer existe como agrupación de un conjunto de enfermedades, pero en la época que vivimos donde gran parte de la sociedad se basa en creer lo que se le dice y no informarse, las medias verdades llevan a la formación de creencias no del todo ciertas y eso es un error. Televisiones, periódicos, revistas, todas afianzando la idea de que el cáncer es “una enfermedad”. Ojalá, eso simplificaría muchísimo su estudio y tratamiento.

Al final, como todo en la vida, la historia se resume en que quizá, en lugar de que te enseñen conocimiento, es mejor que te enseñen donde obtenerlo, de esa forma llegar hasta el no se limita a los momentos en los que están enseñándote. Autoaprendizaje. De http://www.cancer.gov/ del Instituto Nacional del Cáncer de EEUU…

Cáncer es un término que se usa para enfermedades en las que células anormales se dividen sin control y pueden invadir otros tejidos. El cáncer no es solo una enfermedad sino muchas enfermedades.

Estoy seguro de que algún día se encontrarán las curas contra todos los tipos de procesos oncológicos que conocemos. Pero hace falta paciencia, comprensión, y optimismo, la repartición de personal y recursos no frena la llegada de los tratamientos, permite que cuando lleguen, todo aquel afectado pueda tratarse, y no dependa únicamente de que su tipo de proceso oncológico sea el más común.

________________________________________________________________________________________

Si te ha gustado esta entrada, tienes abajo un montón de botones para pulsar y divulgar. También puedes seguirme en Twitter y en Facebook.

Terapia génica: Esbozando la cura para la Diabetes del tipo I

Hoy en Scykness, os vamos a dar a conocer algo que a todo científico le gustaría llevar a cabo, una cura, la cura de una enfermedad, aunque suene utópico y lejano, esto nos ha tocado de bien cerca.

Se trata de la UAB, donde un grupo de investigadores ha conseguido una cura para la Diabetes del Tipo I mediante terapia génica. Además, la noticia realmente cobra importancia porque ha sido testeada en grandes animales y ha demostrado ser de una efectividad asombrosa. En concreto en perros.

Estos investigadores han desarrollado una terapia de aplicación biotecnológica a nivel génico que es capaz de con un solo tratamiento curar esta enfermedad, en concreto con una sesión de inyecciones intramusculares.

La terapia se basa en proporcionar el material genético a partir de vectores adenoasociados (AAV), básicamente un mecanismo biotecnológico vírico no patógeno, para que mediante la maquinaria celular el animal pueda expresar el gen de la insulina, y de la glucoquinasa. Esto equivale a inducir un mecanismo sensorial de la captación de glucosa mediante la acción de ambos genes, regulando la captación celular de glucosa y en consecuencia regulando también el nivel hiperglucémico en sangre.

Anteriormente esta terapia fue realizada en roedores, pero como hemos dicho el gran paso es obtener resultados eficientes en grandes animales, esto tiene gran interés veterinario para tratar la diabetes en cánidos y evidentemente un gran paso para poder extrapolarla al ser humano.

Una vez más la biotecnología nos brinda el avance y sin duda su aplicación es uno de los caminos con mayor éxito en la investigación de enfermedades.

A %d blogueros les gusta esto: