Archivo del sitio

La quimioterapia…¿un veneno?

Se escucha muy a menudo, tanto en la población general como en sectores científicos, frases del estilo: “La quimioterapia es un veneno”. “La quimioterapia mata más que cura”. “La quimioterapia no funciona”. ¿Estamos ante una conspiración de las farmacéuticas para dejar morir pacientes o realmente son sentencias sin evidencia ni razón? Vamos a intentar analizarlo en otro corto pero intenso post.

Según la Real Academia Española, la definición de veneno incluye, entre otras, estas dos definiciones:

1. m. Sustancia que, incorporada a un ser vivo en pequeñas cantidades, es capaz de producir graves alteraciones funcionales, e incluso la muerte.

2. m. Cosa nociva a la salud.

ffffSegún estas dos definiciones los fármacos que se usan en quimioterapia (y muchos que se usan para otras cosas) sí, son venenos. También lo es el agua o cualquier sustancia. La dosis (y no la sustancia) hace el veneno. Pero la vida es cuestión de matices y como no, en una época donde la sociedad decide usar las medias verdades o las verdades incompletas para hacer de ellas religiones y credos, toca matizar. Vamos a hablar de efectividad terapéutica, toxicidad y venenos.

Como ya comenté en esta entrada, en la industria del desarrollo de fármacos se funciona a base de una sencilla relación: riesgo / beneficio. Todos, absolutamente todos los fármacos aprobados tienen efectos secundarios, que se conocen y se describen en los prospectos, los tienen los fármacos para aliviar la tos y los fármacos quimioterapéuticos no son diferentes. La diferencia es la relación riesgo / beneficio.

Como entenderán, no es lo mismo el riesgo que tiene un resfriado común al riesgo que presenta tener un tumor. Es por ello que los fármacos para tratar resfriados deben tener unos efectos secundarios mínimos. Nadie va a morir ni a sufrir gravemente por un resfriado, no tendría lógica que eso pudiera pasar por tomar un fármaco para evitar el resfriado. Sin embargo, con el caso de un tumor, las posibilidades de que este crezca, produciendo metástasis y después la muerte del paciente son muy altas. Entenderán entonces que los graves efectos secundarios de la quimioterapia: cansancio general, náuseas, vómitos, pérdida de pelo, anemias…se acepten. Ante la posibilidad de ayudar a evitar la muerte, cualquier efecto secundario grave es aceptado.

Y les diré más…en oncología, por desgracia, la muerte como efecto secundario se acepta y se usan fármacos que pueden causar con la muerte del paciente. Pero también pueden curarlo, mientras que sin tratamiento el panorama no suele (por desgracia) ofrecer esa opción. Esto en el sector del desarrollo de fármacos se conoce como índice terapéutico. 6e49bfae2c1b79c8cd7415fbdd8a23f0.media.400x284

El índice terapéutico otorga información sobre la toxicidad de un compuesto pero en base a su efectividad. Se obtiene dividiendo la concentración del fármaco que se ha visto que causa “Serious adverse events (SAE)” o eventos adversos serios (coma, muerte, toxicidad grave) en un 50% de la población estudiada, entre la concentración que resulta eficaz y produce un efecto terapéutico (estabilidad del crecimiento tumoral o regresión parcial/total) en el 50% de la población. Cuanto mayor resulte este índice mucho mejor tanto a la hora de conseguir pasar los ensayos clínicos tan exigentes (y con razón) para conseguir llevar el compuesto al mercado como para los pacientes. Cuanto mayor sea el índice quiere decir que la concentración que puede ayudar a curar y aquella que puede matar están más alejadas, menos posibilidad de que se encuentren.

Los fármacos quimioterapéuticos actúan en su mayoría sobre procesos claves en la división celular. Todas nuestras células se dividen, pero las tumorales lo hacen a un ritmo más rápido, y eso es lo que se usa para combatir al tumor. Por desgracia, la oncología no es una ciencia exacta y se acaba afectando a todas las células, mucho más a las tumorales, pero también a las células sanas, y a ello se deben los efectos secundarios.

El problema es que la sensibilidad y respuesta a un fármaco no es la misma para todas las persona. Cada persona tiene una función hepática y detoxificadora diferente, unos enzimas diferentes, en resumen un metabolismo diferente, y todo ello puede resultar en que la absorción y respuesta al fármaco entre pacientes sea diferente. Aquí ejemplos de NTI, fármacos con índice terapéutico de 2. En oncología se considera como muy bueno un índice terapéutico de 4. Teniendo en cuenta el tener que dar dosis altas porque muchas veces una frenada en el crecimiento del tumor no implica posibilidades de cura y que el estado de los pacientes que son tratados con quimioterapia es ya débil de por sí (por el tumor y por los efectos secundarios), el uso de quimioterapia se puede considerar como un veneno, puede matar y es nocivo para la salud, pero en muchos casos es necesaria.

Harto de ver como la población general cree que no se ha avanzado nada en el tratamiento contra el cáncer, esta imagen que encontré por Twitter la guardé porque sabía que me vendría muy bien. Observen en la imagen inferior como ha evolucionado los índices de supervivencia de la gran mayoría de procesos oncológicos. ¿El motivo? Mejoras en cirugía, radioterapia y quimioterapia. La quimioterapia es clave, junto a la radioterapia y la cirugía, en el tratamiento de la gran mayoría de tumores para tratar de eliminar los restos que la cirugía no puede y se usa con ese fin muchas veces en combinación con la radioterapia. Para saber más de la radioterapia, recomiendo esta genial entrada.

B_w_s-RWEAACN-Y

El ser humano peca muchas veces de lo que se conoce como memoria selectiva. Solemos recordar los sucesos negativos, sin embargo, los positivos los consideramos como algo normal. Vemos lo positivo como lo que debe suceder. Ojalá fuera así.  Se recuerda mucho (cosa normal) los casos de pacientes que mueren después de ser tratados con quimioterapia pero no tanto aquellos que se curan. Piensen cuantos famosos recuerdan que se hayan curado frente a cuantos que hayan muerto por algún cáncer. Si la cosa (por desgracia) sale mal, la necesidad de buscar culpables puede hacer que pensemos que el culpable es esa pequeña molécula que trataba de destruir las células malas pero se pasó de matón, sin embargo si la cosa sale bien nos alegramos y la situación no se suele analizar, se busca olvidar y superar (cosa totalmente normal y comprensible).

Resumiendo, los fármacos quimioterapéuticos tienen un nicho especial en el sector de los fármacos, se les permiten efectos secundarios graves (incluida la muerte) porque la relación riesgo / beneficio tiene un matiz, la enfermedad a tratar es mortal.

Es cierto que queda mucho por mejorar en cuanto a especificidad e índices de efectividad de las moléculas empleadas en quimioterapia, pero hasta entonces, les aseguro que si la molécula se acepta y emplea es porque ha demostrado, tras muchos años de investigación, que su uso ayuda a curar más que a matar. Y eso es lo importante, y no dejarnos llevar por sensaciones o sentimientos, la objetividad puede ser decisiva a la hora de que un paciente elija si tratarse o no, y nadie debería elegir basándose en medias verdades.

La araña más venenosa del planeta.

En estado griposo apetece volver a bloguear, y esta vez la entrada va ligada directamente a mi hobby, la terrariofilia, en concreto el mantenimiento de artrópodos. Mirando muchas veces por Internet, para satisfacer ese lado curioso que todos los freaks tenemos, he encontrado bastantes discrepancias sobre el curioso y buscado tema de “¿Cual es la araña conocida más venenosa del planeta?“, y sobre este tema vamos a tratar hoy.

Lo primero que debemos mencionar y aclarar es que si hablamos de toxicidad, solo se debe tener en cuenta el LD50 o potencial tóxico (dosis letal 50, la cantidad de veneno que mata a un 50% de, normalmente, los ratones, aunque puede ser cualquier otra especie elegida) de la especie a estudiar. De nada nos sirve cuando hablamos de toxicidad meternos en la espesa busqueda de la especie más mortífera, donde ya entraran otros factores como, principalmente, el comportamiento de la especie, el habitat que ocupa,  la cercania de este a las poblaciones humanas, su tipo de locomoción que determinará su “agilidad”, si es tejedora (y con ello torpe en el suelo) o terrestre, la cantidad de veneno inoculado por mordida, si es capaz de realizar mordidas secas, etc.   Así pues, no  debe vacilar al tratar de indicar cual es la araña más venenosa, porque la cosa es simple, la que tenga un LD50 más bajo (menos cantidad de veneno para matar al 50% de los ratones). Eso sí, debemos tener en cuenta que el tipo de ratón usado, las condiciones de estos y de la araña empleada, y distintos factores ambientales, harán que el LD50 pueda variar levemente.

Postura defensiva-agresiva de Phoneutria phera

Postura defensiva-agresiva de Phoneutria phera

Entonces, despues de todo este rollo teórico…¿cual es la especie de araña más venenosa? La batalla está entre las especies del genero Phoneutria arañas araneomorfas de la familia Ctenidae. Es una gran araña errante de aspecto imponente y comportamiento agresivo. Su tamaño , 17 centímetros contando las patas (medida conocida como leg-span),  sus largos colmillos de color rojizo pardo,sus  dos ojos grandes frontales y dos menores cada lado, sumado a sus patas  gruesas y peludas, no hacen más que avisar de su peligro. Hola, mi nombre es Phoneutria phera y soy la especie de araña más venenosa de este planeta. Además, por si no fuera suficiente, su velocidad, comportamiento agresivo y gran tamaño hacen de esta araña una de las más mortíferas, aunque en este concepto puede competir por el primer puesto con otras especies como Atrax robustus, especies del genero Latroducetus, Sicarius, Loxosceles…tema que trataremos en otra entrada.

Así pues, la especie más venenosa es Phoneutria phera, que vive  en las selvas entre Perú y Brasil, sin embargo es Phoneutria nigriventer mucho más estudiada, ya que es la que causa más accidentes por sus hábitos comportamentales que producen una mayor posibilidad de contacto entre esta y los humanos, pero no nos deviemos, estabamos hablando de la araña más venenosa, y es que Phoneutria phera tiene una toxicidad tan elevada que…el LD50 en ratones de Latrodectus sp. es de  1.20–2.70 μg/g, el de Atrax robustus es de LD50 0.22 μg/g, el de Loxosceles laeta es de 0,32ug/g, y el de Phoneutria phera es...0,63 ug/kg (¡KG! no gramos como en los demas casos, imaginaros el potencial tóxico)

Si aprecian su vida...JAMÁS hagan esto.

Si aprecian su vida…JAMÁS hagan esto.

Algunos de los efectos secundarios de su picadura son: pérdida del control muscular, dolor intenso, dificultad para respirar y si su víctima no es tratada con el anti-veneno, puede provocar la muerte debido a la falta de oxígeno; en general, en los seres humanos, su veneno tarda de 2 a 12 horas en provocar dicho efecto.

Así que ya saben, si les preguntan cual es la araña más venenosa, no vacilein en decir que ese título lo tiene la peligrosa Phoneutria phera, y de paso, aprovechen para recordarles la diferencia entre toxicidad de una especie y la mortalidad que produce dicha especie, en este último caso la lista de factores es enorme, y en el caso de la toxicidad, el factor es solo uno.

 

La naturaleza te lo brinda: El veneno de la Mamba y sus propiedades analgésicas

Estrenamos sección en Scykness con novedades a raíz de investigaciones sobre las toxinas en ofídios. En concreto sobre un elápido africano cuyo veneno neurotóxico es extremadamente potente.

Estamos hablando de Dendroaspis polypelis, conocida comúnmente como “Mamba negra”. En esta se ha descubierto que a pesar del potencial tóxico que evidentemente tiene, y las consecuentes muertes registradas a su espalda, su veneno posee un grandísimo potencial analgésico, es decir para combatir el dolor.

Dendroaspis polylepis

Tanto es así que supera en potencia y efectividad a la morfina, analgésico procedente de la planta del opio, además no posee muchos de los efectos secundarios que acarrea esta.

Las responsables del papel analgésico en el veneno son unas proteínas que lo componen llamadas “mambalginas”. El efecto a nivel químico de las mambalginas está siendo estudiado pero supone el descubrimiento de un nuevo tipo de gama de analgésicos y si demuestra efectividad y menos efectos secundarios en el ser humano, sin duda puede ser un gran avance en el terreno de la medicina del dolor crónico.

Este es uno de tantos ejemplos de los recursos que la naturaleza nos brinda… Solo hay que descubrirlos…

A %d blogueros les gusta esto: